Odio el color rosa

Odio el color rosa. Desde que era pequeña. No es que no me guste, tenga algún mal recuerdo asociado o similar. Simplemente lo odio porque es… rosa. Y el rosa es de niñas. Y yo no quiero ser una niña. A las niñas no les gusta Star Wars, ni las películas de Indiana Jones, ni las de Regreso al futuro. Les gustan las películas de amoríos y dramas, que son aburridas, porque nada explota. A las niñas tampoco les gustan los videojuegos, salvo que la consola sea rosa, y claro, yo odio el rosa y no podría tocarla. Las niñas en los recreos no juegan, se quedan en un sitio hablando cosas. Y a mi me gusta jugar a pillar, aunque me pico mucho siempre.

Tampoco llevo vestidos ni faldas, porque eso es de niñas. A mi me gusta llevar pantalones y no tener que preocuparme de que se me vean las bragas o los chicos vengan a levantarnos la falda y nos pongamos a chillar. Tampoco me gusta maquillarme porque eso no es solo de niñas, ¡es de niñas pijas! Y yo no puedo ser una niña pija porque me gusta corretear por el campo, escalar rocas como si fueran castillos y no me importa caerme, mancharme y hacerme heridas. Una niña pija estaría lloriqueando y gritando histérica en cuanto viera el primer bicho.

E igual que no me gusta llevar vestidos, ni maquillarme, tampoco me gusta ir arreglada y cojo la primera camiseta y pantalón que pillo. Tampoco me gusta ir de compras, porque es aburrido, es de chicas y no puedo ponerme ropa bonita, porque es ropa que implica pensar qué ponerse y combinar colores. Tampoco me gusta ir de compras porque los vaqueros estrechos no me entran porque tengo el gemelo muy grande y el culo muy gordo. Y las camisetas tienen escote y yo no llevo escote porque luego se te quedan mirando los chicos las tetas.

Y al final creces.

Y un día, te animas a ponerte ese vestido tan mono que está en la tienda. Y no te queda mal. Y descubres que si te arreglas un poco, tienes unos rizos divinos super adorables. Y puede que arreglarse sea de chicas que odias porque son tontas, superficiales y sólo saben hablar de ropa, chicos y maquillajes; o puede que nunca lo haya sido, sólo de personas que les gusta hacer eso porque les gusta verse así, guapas y seguras de si mismas. Y cuando estás guapa y a gusto con tu cuerpo, te ves capaz de cambiar el mundo y que las niñas dejen de pensar que las otras niñas son tontas. Y que no odien el color rosa.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Imagen de la cabecera, banco de imágenes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Anuncios

4 pensamientos en “Odio el color rosa

  1. Lo bonito es cuando luego aprendes a sentirte segura de ti misma con vestidos bonitos y el ojo pintado, o con vaqueros que tienen la zona entre los muslos rozada y rota porque tienes los muslos gruesos y la primera camiseta que pillas en el armario.

    No sabes lo identificada que me siento…

  2. También se puede crecer y aceptar que te gustan algunas cosas “de chicas” como expresar tus sentimientos, las pelis moñas en algún momento y el color rosa pero no cuidar tu imagen y ser fea (aceptando tu cuerpo y tus cosas feas, con body posi y eso). Imagino q el post va de esto de aceptar las cosas q te gusten sean del ”genero” que sean pero el final que relaciona el ponerse guapa con sentirse augusto con su cuerpo… Puedes sentirte agusto con tu cuerpo y no ponerte guapa…y seguir gustandote el rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s