Kung Fu Panda y la alegría

Un día, viendo películas pendientes en Netflix vi que estaban Kung Fu Panda 1 y 2. No las había visto nunca porque en España la voz de Po la pone Flo y era algo que me echaba para atrás, así que decidí ponermelas, pero en VOSE. Si bien la primera me sorprendió, la segunda me enamoró por completo: unos personajes carismáticos, los tropos habituales, Kung Fu por todos lados y unas bandas sonoras magníficas. Pero no es por todo esto por lo que me gustan las películas de Kung Fu Panda (que también), no. Lo que me gusta de estas películas es la alegría que te dejan en el cuerpo.

Esto no lo consigue sólo Po, con el optimismo que se toma las cosas (cuando le van bien sobre todo), sino las bandas sonoras, de Hans Zimmer y Jhon Powell. No en vano llevo en bucle con ellas desde que vi las películas y no me canso de ver la parte central de Kung Fu Panda 2 por las canciones y la acción. Voy a ir comentando aquellas escenas que me tienen más enamorada, película a película, así que van spoilers.

Kung Fu Panda, o ahora ya sé Kung Fu.

Po es un oso panda torpe, con un gran archienemigo, las escaleras. Al mismo tiempo es un fanático del Kung Fu e idolatra a los Cinco Furiosos. Por eso, cuando el maestro Oogway le nombra el Guerrero del Dragón, al maestro Shifu casi le da un jamacuco. Shifu tratará de entrenarle como a cualquier otro de los Cinco, cosa que no dará resultado. Pero no porque Po sea un negado, es porque no sabe cómo motivarle. Y este es otra de las cosas que me gusta, el mensaje de que no debes hacer las cosas como X, sino como tú mismo.

Una vez Shifu logra entrenarle, se deben de enfrentar al malo malvado de turno, Tai Lung. Finalmente, la última esperanza de detenerle recae en Po

Si nos fijamos en la pelea, podemos ver primero que Po no está seguro de poder vencer a Tai Lung, hasta que va ganando confianza en si mismo poco a poco, al ver que sí puede plantarle cara. Y cuando lo hace, empieza a mostrar una alegría contagiosa, que la música de la escena refueza. La primera vez que vi la película acabé con una sonrisa por esta pelea.

Kung Fu Panda 2, o que mal rollo da Gary Oldman

Aquí empezamos a saber más del pasado de Po, y tenemos a nuestro nuevo villano, Lord Shen, un pavo real albino con la voz de Gary Oldman. Aquí la pelea final es algo más trágica, ya que esta película tiene la mayor carga dramática de las tres. Por contra, la parte central tiene dos escenas que me resultan muy alegres. La primera, Rickshaw Chase es muy colorida, con una persecución divertidísima y un música muy acorde.

La otra, es mi escena favorita de toda la sega: More Cannons! Es una escena que comienza con Po y los Cinco Furiosos están a punto de ser desintegrados y termina con una exitosa huida de una torre que se desploma. La canción de esta escena podría ser música de tensión y miedo, pero acaba saliendo una canción bastante alegre, que no te hace temer por la vida del grupo en ningún momento. Y la animación es maravillosa, sobre todo en la escalada de la torre.

Kung Fu Panda 3, o J.K. Simmons siempre mola.

Lo que parece ser el cierre de las películas. Aquí Po se reencuentra con su padre y debe ir con él a aprender cosas nuevas para detener a Kai. O eso parece, porque lo que verdad sucede es que el padre de Po no quiere que su hijo sufra daños, y se le lleva engañado. Finalmente Po decide sacrificarse por el resto y llevarse a Kai con él al mundo de los espíritus, donde se produce la batalla final, donde Po DISFRUTA una vez más. Y acaba pegándote esa alegría a ti, que sales con una sonrisa en la cara. En el vídeo de abajo podéis encontrar la batalla final, aunque cortada a trozos, para que os hagáis a una idea de lo que hablo.

Mencionar, que en esta película está Mei Mei, una panda que muestra interés romántico por Po y (1) no se enamoran (2) tiene forma de panda. De hecho, la falta de tramas románticas y personajes sexualizados se agradece, aunque algo más de presencia femenina se agradecería mucho más.

mei-mei-kung-fu-panda-3

Mei Mei, bailarina y luchadora

 

Y para terminar de hablar de la película, la entrada de Kai, con su tema:

Los cortos, o ¿como se puede hacer algo tan bonito?

Además de todo esto, hay una serie de cortos donde hablan más del pasado de los Cinco Furiosos, todo con una animación 2D preciosa, como podéis ver en el ejemplo de abajo, sobre el pasado de Tigresa:

Y tenéis todas las películas y cortos, salvo Kung fu Panda 3 en Netflix, así que aprovechad.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Anuncios

3 pensamientos en “Kung Fu Panda y la alegría

  1. Lo de que Po te contagia su alegría y que la música acompaña es muy cierto. Hablamos de un personaje que pese a todo sigue adelante y, para eso, con sus baches, tiene que cargar con una positividad tremenda. Nadie le hace adelgazar, nadie le dice que sea otra persona: Po es Po.

    Cierto, puede mejorar (aprende artes marciales, consigue un equilibrio espiritual…), pero jamás será otro panda que EL panda gordinflón, porque su esencia sigue siendo la misma, todo lo que aprende y mejora es en base a él mismo, como lo que explicas de cómo Shifu consigue motivarle: no cambia a Po, se adapta a él.

    Y me gusta cómo se da ese mensaje, sin un exceso de moralina, sino con lo justo para comprender algo que se nos escapa muchas veces.

    • O cuando en la 3 trata de saber quien es, sobre todo cuando Shifu le nombra maestro: -Nunca seré como usted. -Es que no debes ser como yo, debes ser tú.
      Es de SÍ, además sin moralinas ni nada, como dices, que es lo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s