Acerca de Darkor_LF

Difusora de la palabra de Pratchett a tiempo completo. Defensora de causas pérdidas e inútiles. Hipster por necesidad. Fangirl trash. Rebel scum.

Reseña The Legend of Korra: Turf Wars

Empecé a ver Avatar, La Leyenda de Aang al descubrir que cada tribu tenía una forma de manipular de los elementos de una forma característica, basada en diversas artes marciales. Este amerianime resultó además que estaba muy bien en cuanto a calidad de animación y la historia era interesante. Años después sacaron la “continuación”, The Legend of Korra, donde esta vez veíamos las aventuras de la siguiente encarnación del Avatar, Korra, de la tribu del agua y más bruta que un arado. La serie de animación de Korra contó con cuatro temporadas cortas (13 episodios) algo irregulares. Si bien la primera y segunda temporada son muy buenas (mención especial al episodio sobre Wan), la tercera dió un buen volantanzo y en la cuarta debieron de pensar “mira, nos cancelan. Olvida la coherencia interna y pon MÁS EXPLOSIONES”. Todo esto a nivel de guión porque a nivel visual la serie es impecable y de muy buena calidad.

Sigue leyendo

Anuncios

Plumas y tinta

Si me seguís en goodreads, habréis visto que estos días estoy releyendo los dos últimos libros de la trilogía del Mundo de Tinta de Cornelia Funke. El primero, Corazón de Tinta, me lo releí el año pasado y por unas cosas y otras no me había puesto con los dos siguientes. Así que aproveché el #LeoAutorasOct para releelos (y que me dejé el libro que estaba leyendo en el trabajo y tenía que tirar con algo).

Sigue leyendo

Marvel’s Agents of SHIELD

Esta semana pasada me terminé la quinta temporada de Agents of SHIELD, que habían empezado emitir hacía justo un año en EE.UU. Sigo sin creerme que haya durado tanto ya que la sombra de la cancelación siempre ha sido una constante en la serie, desde el primer episodio. Y esta amenaza se nota sobre todo en el primer arco de la serie, donde se han dejado de exteriores por varios lugares del mundo (como en la ¿segunda temporada?) para hacer un arco y una temporada encapsulados.

Sigue leyendo

#LeoAutorasOct Primera Parte: cómic, manga, novela no de género y ensayo

Un año más, octubre se vuelve el mes de visibilizar a las autoras. En el blog del proyecto tenéis el detalle de en que consiste. Hace dos años colaboré poniendo un listado de libros pendientes que iba a leer ordenados por el apellido de autora. El problema es que varios de esos libros no estaban en catálogo, así que este año voy a hacer al revés,: recomendaros libros disponibles que ya he leído. He dividido en dos partes las entradas, dejando para esta primera cómic, manga, novela no de género y ensayo. Todos los libros que menciono, están editados en España, salvo que indique lo contrario.
Y si se os queda corto, coloqué todos los libros de mi goodreads escritos por señoras en una estantería aparte, y tenéis esta serie de post sobre escritoras que hice a principios de año.

Sigue leyendo

Figuras ocultas. Reseña de la película y el libro

Figuras ocultas es una película de 2016 dirigida por Theodore Melfi, con guión de él y Allison Schroeder, basado en el libro del mismo nombre de Margot Lee Shetterly. Protagonizada por Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monáe, cuenta la vida de tres de las Calculadoras Humanas de la NASA durante el inicio de la carrera espacial.
Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson no son más que tres mujeres del grupo del Área Oeste de Ordenadores (the West Area Computer) del centro Langley, de la NACA (el organismo previo a la NASA), activo de 1943 a 1958.

La foto de Margaret Hamilton posando con el código usado para el sistema de navegación del programa Apolo es famosa. Pero imaginad antes el tener que hacer todos esos cálculos a mano, ya que los ordenadores todavía no son viables en los centros de investigación. Es aquí donde intervienen las Calculadoras, todas mujeres matemáticas, porque es un trabajo tedioso, mecánico y precario que no va a hacer un hombre. A estas mujeres se las asignaba a distintos proyectos para hacer las largas y complicadas operaciones matemáticas necesarias para, por ejemplo, determinar trayectorias de cohetes. La película transcurre en 1961, cuando EE.UU. está inmersa en la competición con la Unión Soviética por la carrera espacial y buscaba poner un hombre a orbitar la Tierra, y sigue las andanzas en su trabajo de estas tres mujeres afroamericanas doblemente discriminadas, en un momento donde las leyes de segregación racial seguían vigentes.
La película está basada en el libro biográfico del mismo nombre, y como son formatos distintos, además de por la propia narración del libro, los sucesos históricos se han visto modificados para dar ritmo y tensión dramática a la película. Pese a esto, es una muy buena película donde se muestran las “pequeñas” consecuencias de la segregación, como no poder acceder a una carrera, o no coger un libro de estudio de la biblioteca. Mi parte favorita sigue siendo Dorothy luchando a muerte por las demás chicas, como mamá gallina protegiendo a sus polluelos.

Como digo, la película se toma licencias dramáticas (siempre consultadas con las protagonistas y la autora del libro) respecto al material original, el libro Hidden Figures.
Este libro biográfico no se encuentra traducido al español, pero está pensado como libro para estudiantes, por lo que tiene un inglés bastante sencillo (más allá de tecnicismos). El libro cuenta la trayectoria de varias de estas mujeres racializadas que fueron parte fundamental del desarrollo de la carrera espacial. También el contexto histórico de cada momento: el cómo se empezaron a buscar mujeres para ocupar las vacantes laborales dejadas por los hombres que estaban en el frente combatiendo; como el único puesto cualificado a los que podían acceder las mujeres afroamericanas era el de maestra; la historia de la segregación racial americana y los pequeños hitos que conseguían… Además hace un recorrido de la carrera espacial estadounidenses, en la parte que a mi me resultó más aburrida, ya que me la conozco bastante.

El libro usa un lenguaje bastante sencillo y sin complicaciones, dando mucha más información y transfondo de los hechos de la película, ya que se puede tomar su tiempo para seguir a varias mujeres, sus carreras y sus pequeños actos de rebeldía, como el retirar los carteles de “sólo para negros” de las cafeterías, o usar los baños para mujeres blancas.
La información suministrada además es de primera mano, ya que el padre de la autora fue uno de los ingenieros afroamericanos que trabajó en la NASA desde sus inicios, por lo que pudo entrevistar directamente a muchas de las mujeres que aparecen. Una de las cosas que más me llamó la atención del libro es que una de las medidas antisegregación que se hicieron fue que no se especificara el origen en los currículums, pero al haber escuelas segregadas, bastaba ver el nombre de la universidad para saber la procedencia. Y con esto, el libro narra también un montón más de pequeñas piedrecitas que había, pero lo más importante, también habla de las pequeñas y grandes victorias que se dieron en esos años, por lo que no es deseperanzador leerlo.

Os recomiendo mucho ambos materiales, la película, porque es buena y más fácil de conseguir (dura dos horas además), y el libro, porque da mucha información sobre el contexto histórico y social que vivieron estas mujeres, trabajando de matemáticas. Por que como siempre, las mujeres hacemos los trabajos precarios y tediosos, como son las matemáticas, o el manejo de los ordenadores; hasta que los trabajos adquieren prestigio y se dignifican, que entonces no servimos y se acaban por encargar los hombres, creándose además la falsa ilusión de que las mujeres nunca hemos estado presentes, inivisibilizandonos de una forma más.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Doneval y Favila, de grises y nombres

Aunque ahora mismo leo sobre todo cifi, toda mi adolescencia e infancia estuve leyendo fantasía. Mucha fantasía. No toda buena, por supuesto, pero sí leí algunas joyas. Entre esas joyas están dos libros, de la serie morada de Espasa-Calpe: Doneval (Giftwish) y Favila (Catchfire), de Graham Dunstan Martin. El primer libro, Doneval, no podría ser más tópico: joven campesino elegido para salvar el reino de Ruino del Mal que le azota. Al menos eso es lo que parece al principio, porque al final, todo es mucho más complicado de lo que parece. En el libro hay magia, hechicería, dragones y monstruos. También hay mucha filosofía. Y Favila igual: historia típica, magia, hechicería, dragones, batallas, monstruos y filosofía. Estos libros me encantaban. Junto con La Historia Interminable, Finis Mundi y Las Aventuras de Robin Hood de Howard Pyle, son los libros que más veces leí de adolescente. Hace un año largo los releí (con algo de miedo), para ver si eran tan maravillosos y porqué lo eran, y la verdad es que acabé disfrutándolas mucho más.

Sigue leyendo

Narrativium, creencia y narrativa

El narrativium es un concepto acuñado por Pratchett que viene a decir que las cosas suceden porque lo dice la narrativa: el gran visir es siempre malvado y traicionero, y siempre saldrá una rueda en llamas de un carruaje estrellado. En la saga de La ciencia de Mundodisco, los magos acaban en Mundobola (la Tierra) y se asombran de que el narrativium no existe aquí y los humanos somos libres de hacer lo que queramos. Este mantra de que el narrativium no existe sino que somos nosotros quienes definimos el “destino” y las buenas y malas rachas, es cosa de @laguiri.

No es ninguna clase de secreto que Loki me resulta atractivo. No sólo físicamente (puede ser muy guapo según la versión) sino como personaje/ente. Si lees la mitología nórdica (o lo que tenemos de ella), Loki es un ser ambiguo, que pone en apuros a los aesir tanto como les salva (normalmente de líos que ha provocado él antes). De la lista de anécdotas, el mayor crimen que se le atribuye a Loki es la muerte de Balder, que no deja de ser un paso previo al Ragnarok, el fin del mundo y la muerte de casi todos los dioses así que tiene que haber drama. Si además se tiene en cuenta que las Eddas son de cuando los cristianos ya se habían extendido por el norte de Europa y en ocasiones se asocia a Loki con Logi, el fuego, lo mismo alguien le dio una capita de maldad extra. También hay que tener en cuenta que en el folkrore escandinavo es común la figura del trickster, el duende que hace travesuras basadas en engaño, cosa que encaja con Loki bastante. Juntando todo esto, mi postura de que Loki no es tan malo como nos hayan vendido no es tan disparatada y hay más gente que apoya esta idea mía.

Sigue leyendo

Protección planetaria, ¡contigo no, bicho!

Imaginaos una de las múltiples misiones de búsqueda de vida que se mandan al espacio, por ejemplo, a Marte, que es el destino de la temporada. Se manda un lander (aterrizador), como Schiaparelli. La misión no acaba amartizando en muchos sitios a la vez, llega a salvo, no falla nada y es totalmente operativa. Empieza a realizar sus mediciones en busca de señales de vida, como por ejemplo, las bacterias. Y detecta bacterias. Concretamente estafilococo epidermis, una bacteria que es parte de la flora de la piel humana. Y es aquí cuando empezarían los problemas y las preguntas.

Sigue leyendo

La trilogía del Imperio del Raadch, por Ann Leckie. Reflexión llorosa

Hay varios libros que me han humedecido los ojos, como La Historia Interminable, pero sólo ha habido cuatro que me hayan hecho soltar lagrimones al leerlos. El primero de todos fue Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, cuando Harry se interna en el Bosque Prohibido y activa la Piedra de la Resurrección, invocando a sus padres, Sirius, Remus y más gente que le dan su apoyo para enfrentarse a Voldemort; aquí lloré sin darme cuenta, al golpearme el final de toda la saga de golpe. El otro libro fue Ronda de Noche, que siempre acabo mal cuando Vimes lista los nombres de los caídos, y lloro de frustración porque eran gente haciendo su trabajo, intentando hacer que el mundo sea un lugar decente y este no les deja. Y siguiendo con Pratchett, lloré a lágrima viva, durante cinco minutos con Me vestiré de Medianoche, cuando la certeza de que era el final me desgarró por dentro; una de las cosas que más me ha costado leer es el capítulo dos.
Y el último que se ha unido a este panteón, por llamarlo de alguna forma es Misericordia Auxiliar, de Ann Leckie. Porque Leckie no te deja un momento de tregua en todo el libro, soltándote una idea detrás de otra, sin que te de tiempo a respirar casi.

Sigue leyendo