#StopSeñores

Estoy cansada de los Señores. En el cine, en la literatura, en los videojuegos y en el Mundo Real.
Estoy cansada de Señores super ofendidos de la vida. Señores indignados. Señores que tienen la Verdad Absoluta. Señores que te super apoyan PERO…
Señores Señoreando.

Sigue leyendo

Anuncios

Star Wars y la importancia de la representación

 

Cuando tenía 7 años, mi padre me llevó a ver Star Wars Episodio IV al cine. Y fue algo mágico. Mágico en el sentido de que la primera vez que veía un mundo TAN GRANDE y del que sabía tan poco. Fue la primera vez que sentí que quería más de ese universo. Y entonces llegaron las precuelas, y me dejaron los libros de la Tercera Trilogía y acabé llegando al mundo de los jóvenes Jedi, con los hijos de Leia y Han siendo entrenados por su tío Luke en una Academia Jedi. Y aquí pasó algo importante. Dos cosas importantes: Jaina Solo y Tenel Ka.

Sigue leyendo

Odio el color rosa

Odio el color rosa. Desde que era pequeña. No es que no me guste, tenga algún mal recuerdo asociado o similar. Simplemente lo odio porque es… rosa. Y el rosa es de niñas. Y yo no quiero ser una niña. A las niñas no les gusta Star Wars, ni las películas de Indiana Jones, ni las de Regreso al futuro. Les gustan las películas de amoríos y dramas, que son aburridas, porque nada explota. A las niñas tampoco les gustan los videojuegos, salvo que la consola sea rosa, y claro, yo odio el rosa y no podría tocarla. Las niñas en los recreos no juegan, se quedan en un sitio hablando cosas. Y a mi me gusta jugar a pillar, aunque me pico mucho siempre. Sigue leyendo