Schiaparelli y el drama de las misiones fallidas

En octubre del año pasado, Schiaparelli tenía que aterrizar sobre la superficie marciana. Era un EDM (Entry, Descent and Landing Demonstrator Module), cuyo objetivo inicial era hacer un aterrizaje de prueba, para la futura misión de la ESA ExoMars 20. Al final, decidieron meter instrumentos para hacer unas pocas mediciones durante aproximadamente tres días. Finalmente, el aterrizaje no fue bien del todo y Schiaparelli llegó a Marte, muy rápido y en muchos sitios a la vez. La MRO sacó una imagen preciosa del cráter que ha dejado la pobre.

Sigue leyendo